20140401

Infecciones adquiridas en el laboratorio

Todo el personal que está en el laboratorio, trabajando con muestras biológicas, está expuesto a una serie de riesgos infecciosos a partir de las muestras clínicas y los cultivos. Los agentes peligrosos pueden transmitirse, en el laboratorio, por vía respiratoria (inhalación), vía parenteral (inoculación) y vía dérmica (a través de la piel).
El riesgo de adquirir estas infecciones se pone de manifiesto indirectamente comparando la incidencia entre los microbiólogos clínicos y la población en general, que es mayor en los primeros. La infección del microbiólogo se produce en función de la interacción de cuatro factores: extensión de la contaminación, vía de la infección, virulencia del microorganismo y finalmente susceptibilidad del huésped.

    1. Cuantía de la contaminación. Cuántos microorganismos se han vertido al exterior.
    2. Vía de infección
  • Inhalación: tuberculosis por núcleos gotículas.
  • Ingestión: salmonelosis por transmisión mano boca.
  • Piel intacta: tularemia.
  • Inoculación directa: mordeduras de animales, agujas cristales, rotos. 
    3. Virulencia del microorganismo
  • Grado de virulencia
  • Dosis infectante. 
    4. Susceptibilidad del huésped 
  • Susceptible o inmune por vacunación o infección previa.
La OMS entiende como muestra biológicas cualquier material de origen humano o animal enviado al laboratorio con fines de diagnóstico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si es sobre microbiología, inmunología, hematología, bioquímica o sobre este sitio, ¡adelante!